5 libros escritos bajo el efecto de las drogas

5 libros escritos bajo el efecto de las drogas

Los escritores reconocidos se consideran mentes brillantes con una capacidad imaginativa que va más allá de la común, gracias a este punto de vista existe un debate intenso desde hace algunos años sobre si el uso de drogas psicoactivas pueden mejorar el alcance imaginativo que posee un escritor, facilitando la construcción de sus prosas o temas poéticos, llevando su mente a diferentes jardines alternativos donde la realidad puede fluir como agua de río, mientras que otra posición argumenta que alterar los sentidos con alguna sustancia puede convertirse en un sinónimo de embotellamiento de la lucidez en la conciencia permanente, de aquellos que lograr encontrar claridad en sus pensamientos en la esencia de las cosas sin necesidad de alterarlas.

Luego de muchos años de disputa la respuesta a esta postura es “Si”, es evidente que utilizar algunas sustancias sintéticas o naturales puede agilizar la mente de un escritor inspirado, el hemisferio cerebral que se encarga de procesar el lenguaje se estimula lo que lleva a la hiperestesia del verbo; aunque existe un pequeño porcentaje de escritores con psiquis más delicadas que les hace daño el consumo de alguna droga, debido a que la misma es capaz de distorsionar la percepción de su mente, si abusan de estos psicoactivos pierden su magia incluso cuando se encuentran sobrios.

Sea como sea la literatura y el manejo de las drogas siempre se han visto de cerca desde que el mundo es llamado mundo, las palabras al igual que los ácidos y los tabacos de marihuana son consideradas drogas para la mente humano, es importante aclarar que los escritores no utilizan al alcohol como una droga psicoactiva, sin embargo, existe una pequeña excepción de escritores como Hemingway, Joyce, Faulkner o Poe quienes embriagados en ríos de alcohol fueron capaces de escribir líneas mortales que marcaron la historia de la literatura.

Así mismo tampoco debemos incluir dentro de esta lista a unos escritores antiguos bardos que se mantenían constantemente bajo el efecto de fuertes psicotrópicos, ya que no se sabe con certeza cuál de sus obras construyeron en este estado mental, un ejemplo de esto es William Shakespeare quien según datos históricos era un cliente fiel de la marihuana y la nuez moscada, otro ejemplo es el escritor Philip K. Dick quien ejercitó su mente con anfetaminas para que años más tarde declarara con desdén el uso de las drogas como psicoactivos. Algunos de los escritores que se convirtieron en importantes íconos de la lengua bajo los efectos de la droga son:

  • Antonin Artaud quien se mantuvo bajo el efecto de la mescalina por muchas horas para crear el libro “Teatro de la Crueldad”, al parecer era capaz de escribir 30 páginas al día en un tiempo récord.
  • Quincey, este honorable escritor tiene que agradecer mucho al opio por servir como droga psicoactiva, bajo los efectos del opio su más vendido libro “ Jean Cocteau y en el Diario de un Inglés comedor de Opio” fue uno de los bestsellers más importante de la literatura inglesa.
  • Aleister Crowley, un escritor que para muchos es el maestro de la literatura por sus increíbles obras producto de una conciencia imaginativa que pocos eran capaces de pensar, su obra “Libro de la Ley” fue construido bajo diferentes episodios donde el hachís, la mescalina y el opio habían invadido su mente.
  • Hunter S. Thompson, otro escritor brillante que estimulaba su mente con la mescalina, un ejemplo de ello es su obra más conocida “Fear and Loathing in Las Vegas”.
  • Ken Kesey, quien también probó la mescalina para escribir una obra hermosa llamada “One flew over the cuckoo’s nest”, mientras trabajaba como vigilante en el turno nocturno de un hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *