Cuento o relato de terror

Cuento o relato de terror

Cuando hacemos referencia a un cuento de terror o relato de terror, este no es más que una narración que en líneas generales es breve, y que además pertenece al ámbito literario o al popular, cuyo fin es ocasionar en el lector distintas sensaciones como el miedo y la angustia  a través por medio de la recreación de situaciones que son imaginarias, fantásticas o sobrenaturales.

Este se trata de muchos de los subgéneros en los que se puede clasificar la narrativa breve, y estas cuentan con aspiraciones artísticas, pero también responde a una tradición local o popular, que a menudo se encuentra vinculada con los valores religiosos o culturales de una región determinada.

Alrededor del mundo el cuento de terror se ha desarrollado de distintas formas, y en algunos casos se ha dedicado a recoger una advertencia o moraleja que suele ser más o menos explícita, pero permaneciendo como enseñanza a modo de fábula.

Esta es una de las características claves en el relato cuyo origen es popular. Este es un género que no solo se ha mantenido en el tiempo, sobreviviendo a los cambios de la cultura y la literatura, sino que además ha colonizado otras formas de representación narrativa como lo son el teatro o la televisión, lo que ha dado origen a una vasta tradición de filmes de horror.

Elementos 

  • Personajes. Reales para el relato o imaginarios y fantásticos, los personajes son las entidades sobre las cuales recae la acción. Si en un relato aparece un fantasma, entonces este probablemente será también uno de los personajes del cuento.
  • Narrador. Del mismo modo en el que funcionan las otras narraciones, el cuento de terror cuenta con un narrador definido y el mismo es la voz que se encarga de contar la historia. Este podría ser el mismo protagonista, pero también algún testigo, o simplemente una voz que lo cuenta. Los narradores de los relatos de terror suelen ser bastante detallistas, sobre en lo que se refiere a las descripciones, callando elementos que luego son revelados a fin de generar tensión o expectativa a través de la elipsis.
  • Acción. La acción se organiza en torno al suspenso que viene a ser generado por acciones realmente asombrosas, incomprensibles, siniestras o angustiantes, que suelen ocurrir en una unidad de tiempo determinada y que llegan a su final con alguna revelación, aparición o desenlace.

Estructura 

En la mayoría de los cuentos de terror, la estructura de no es tan distinta de la estructura general del relato breve, es decir: inicio – complicación – desenlace. Pero lo que sí es particular en la estructura del cuento de terror tiene relación con la distribución de los eventos debido a que el cuento de terror podría concluir en su momento climático o de mayor tensión haciéndolo carecer de un desenlace que logre reconciliar la trama y le de paso a un nuevo estado de equilibrio dentro de los elementos de la narración.

Es así como en gran cantidad de cuentos de terror tiene un relato que coincide con la aparición del monstruo, la revelación de la verdad oculta o elementos similares que a menudo acarrean la muerte o la perdición del personaje protagonista. Lo que se estila en este tipo de narrativa es concluir cuando el suspenso o la tensión hayan alcanzado su punto más álgido.