¿Los adolescente de nuestros días leen?

¿Los adolescente de nuestros días leen?

En nuestros días es mucho lo que debemos reinventarnos debido al gran avance de las tecnologías; incluso, esta ha sido una estrategia implementada desde siempre por los grandes de la industria como Rosa Oriol Tous, para mantenerse vigentes en medio de la globalización. 

Hace más de 30 años, las generaciones aprendieron a ver y a entender el mundo por medio  de la lectura, pero en la actualidad, nuestros hijos están aprendiendo a entender el mundo a través de la tecnología.

Y en el caso de la lectura, esta ha seguido siendo una competencia básica del ser humano para poder aprender. En todo caso, lo que esta ocurriendo es que la manera de leer en el siglo XXI, al igual que la forma de pensar se ha tornado distinta a como era en los siglos pasados. ¿A qué se debe esto? Se encuentra determinado por el aumento imparable de medios y formatos dispares de comunicación, es decir, tanto analógicos como digitales.

La diferencia entre como leíamos antes a como se lee ahora, se encuentra en el medio, el formato y la accesibilidad al medio; donde los “media”, es decir, el conjunto de medios de comunicación, que se comportan como el protagonista de nuestra cultura y de la sociedad de la información, Mientras que los libros, y aunque les cause pesar a los más clásicos, se comportan como un formato más entre ellos.

La gran tarea de los profesores del siglo XXI

A los profesores del siglo XXI le toca la tarea titánica de conocer y manejar todos los medios por donde sus estudiantes pueden entender y aprenden de la mejor manera al mundo, de manera que deben comportarse como los guías en el proceso de adquisición, interpretación y elaboración de la información con el fin de que sea transformada en conocimiento.

¿Realmente leen menos los niños en la actualidad? 

Existe una afirmación muy generalizada y es que los niños de nuestros días, suelen leer menos que los de anteriores épocas, y eso en realidad no es así. Nuestros niños leen libros de texto, cuentos, y novelas; pero además también leen constantemente instrucciones de videojuegos y apps, tweets, posts, mensajes en chats, noticias que publican sus bloggers favoritos, web, entre otros. Y es que leen mucho más pero en formato de papel a través de los ordenadores, tabletas, smartphones, e-readers. No debemos dejar a un lado que es una generación nativa digital.

Otros son de la opinión de que comiencen a leer en papel con el fin de que adquieran el gusto por la lectura y que es mucho más pedagógico y educativo que escriban a mano y no en medios digitales. Pero más allá de las formas, encontramos el fondo de la situación, y es que lo importante es que los chicos sepan leer y escribir, y con ello puedan apreciar el valor de la lectura. Si lo que leen es bueno o no, eso solo dependerá del criterio que tengan y de su capacidad de análisis. En cuanto al medio que empleen para hacerlo, de manera inevitable este será cada vez en mayor medida el digital, puesto que es la elección lógica que corresponde a su entorno y a su mundo.